Gastronomía de Castilla La Mancha

productos típicos manchegos

Castilla La Mancha se ubica en todo el centro de la Península Ibérica. Esta región tiene una de las gastronomías más importantes de España y del mundo. Los productos manchegos son muy demandados, son denominación de origen ya que son únicos y de alta calidad. La gastronomía manchega es elaborada con ingredientes elementales propios de la región, que son el resultado del trabajo en el campo y la ganadería.

La Tienda Los Molinos vende productos típicos manchegos de elaboración artesanal. Son cultivados y labrados siguiendo todos los procesos tradicionales. Garantizamos su calidad y exquisito sabor. Se trata de productos con denominación de origen, son certificados y proceden de productores reconocidos de la región.

La gastronomía de Castilla La Mancha se enorgullece de utilizar productos de producción local. El secreto de su éxito es la buena calidad de la materia prima. Su carácter rural es muy apreciado por su sencillez, es digna de ser difundida a nivel internacional con orgullo.

Los productos típicos manchegos son fundamentales para la preparación de los platillos, siguiendo las recetas tradicionales transmitidas de generación en generación.

Los quesos y vinos manchegos

El amplio catálogo de quesos es sin el producto estrella de la región. Se caracterizan por su textura y sabor. Es el resultado de cómo se desarrolla la crianza de las ovejas y de las condiciones en las que viven. Es un clima seco cuya vegetación sirve de alimento a estos animales y también influye en el sabor del queso.

Asimismo, el proceso de maduración también determina su sabor. Es un proceso que puede tomar hasta 2 años o algunos meses. Hay una gran diversidad de tipos de quesos manchegos.

España es uno de los mayores productores de vino del mundo, y en Castilla La Mancha se encuentra el viñedo más grande del mundo. En los mejores restaurantes la carta incluye una sección especialmente dedicada a los vinos manchegos.

Los vinos de denominación de origen más famosos son Valdepeñas y La Mancha. También otros vinos famosos son Almansa, Méntrida, Finca de Elez y Dominio de Valdepusa. Son vinos tintos y blancos cuya graduación promedio es de 11 a 13 grados.

Conservas, miel y azafrán

Las conservas de berenjenas, pimientos y aceitunas; son solo algunos de los productos más comercializados. Igualmente, la miel producida en La Alcarria es muy demandada. Las condiciones del entorno y las plantas con las que se alimentan las abejas contribuyen a su aroma y sabor.

La especia más importante en la gastronomía manchega es el azafrán. También conocida con el nombre de “oro rojo”, es muy codiciada. Se reconoce el trabajo manual para su producción y recolección. Es el ingrediente que le da color y sabor a la tradicional paella. También es propio de la región el aceite de oliva en diferentes presentaciones.

Ha aumentado el consumo y la comercialización de productos agrarios como el tomate y los pimientos rojos y verdes. Mención especial tienen los ajos de las Pedroñeras y las berenjenas de Almagro. Todos son ingredientes que añaden un toque especial a cada platillo. La carne es otro de los principales exponentes de la gastronomía manchega.

Cordero manchego y morteruelo

El cordero manchego es un ingrediente esencial para la mayoría de las preparaciones gastronómicas de la cocina manchega. Su presentación tradicional es en el asado al horno de leña. Pero también se han creado nuevas recetas y novedosas presentaciones. Destaca el sabor y la calidad del producto.

El Morteruelo se compone de carne de caza e hígado de cerdo. De origen medieval, sigue elaborando cumpliendo con los mismos procesos artesanales de siempre. Se cocina a fuego lento con especias y pan rallado. Es una pasta suave que sabe muy rico untado en pan.

Mazapán y miguelitos de La Roda

El mazapán es un dulce típico artesanal que suele consumirse en la época de Navidad. Es un clásico de la gastronomía manchega y se elabora con base en almendras molidas y azúcar.

Los miguelitos de La Roda llevan el nombre de su lugar de origen. Son típicos de la región, pero también se consumen en el resto del país en cualquier época del año. Se elaboran a base de masa de hojaldre, crema pastelera y azúcar glass espolvoreada.